7 de septiembre de 2005

En comunas con alcaldes fachos...

Chilenas y chilenos... estamos jodidos.

Durante las vacaciones de invierno, la VaGa hizo un carrete en su departamento, ubicado cerca de Providencia con Salvador. Tuve el honor de ser uno de los invitados a tan magno evento. La idea era que se juntaban las minas primero y lueo llegábamos los machos a seguir la jarana.

Todo maravilloso, lo pasamos re-bien, pero de entre las sombras y la mugre, surgió una vecina que no se le ocurrió nada mejor que llamar a Carabineros. A la pobre Lady le cayó una multita de nada menos que 70 lucas.

Ahora hay campaña para ayudar a mi amiga (una suerte de Vagatón) para ayudar a nuestra atribulada amiga, pero no es eso de lo que vengo a hablar hoy.

Es un hecho que la población chilena está envejeciendo (¿y yoris?), o sea que el promedio de edad del país está subiendo (si, la gente usa más el condón, se casa menos, bla, bla, bla) pero ¿no les parece un poco exagerado que haya tanta vieja huevona?

No hay. El problema es que Providencia (al igual que Las Condes, vean mi artículo anterior) está siendo regida por un alcalde facho. Entonces estos pelotas parece que todavía viven a principios de los 80's (están desfasados como en 20 años los giles) en los cuales regía el toque de queda.

Pero están equivocados el parcito de weones!!! (sí, señores De La Maza y Labbé, a ustedes me refiero). La gente sale a divertirse, la gente sale a pasarlo bien, la gente sale a cometer excesos, pero como no existen los lugares, porque o son caros o porque ustedes dos los cierran, lamentablemente ocurren cosas como esta. Que una joven no pueda tener carrete en su casa con sus amigos porque la vecinita va a acusar y a cubrirse en la faldita de la muni.

Entonces vamos a tener que poner restricciones de edad en los edificios parece.

3 comentarios:

Jose Miguel dijo...

Al lado de mi casa hay un gimnasio... resulta que meten bulla bastante seguido por lo que uno termina con las pelotas hinchadas. Ayer yo mismo llame para denunciarlos y no soy una vieja huevona, pero tus derechos terminan donde comienzan los de los otros. No se si la "vieja huevona" les dijo que bajaran el volumen y no se a que hora era el asunto, pero no veo pq todo el edificio deberia quedarse sin dormir para que uno de sus vecinos pudiera tener una jarana en su casa. No se trata de ser facho o retrogrado, se trata de no pasarse por la raja los derechos de los otros poniendo los de uno por encima.

Tomás Correa dijo...

Me parece acertado el comentario de Jose Miguel, pero hay veces donde "las viejas" alegan por sentirse desamparadas o alguna otra razon injustificada. Tengo un amigo que tambien le llegó una multita (que obvio que no va a pagar), por la que me uno al movimiento anti-viejas. Eso si, sentemos las bases, carrete piolas con musica controlada. Los derechos de los otros implican una obligacion hacia ti de cumplirlos. Saludos buen blog, visiten el mio.

Magda dijo...

puchas una lata lo de vaga, yo también quiero participar en la campaña, pero nunca supe que onda de verdad.
Barsa, y esa foto de donde salió??
No la recuerdo en la galeria de fotos... está mu wena te la robé!

Saludos
:)