21 de diciembre de 2005

Deje Bajar antes de Subir - The Barsa Method

Dado que ando muchísimo en Metro, y que parece que la gente no entiende reglas simples de convivencia, he decidido poner este post como un servicio de utilidad pública: Un procedimiento para subir al vagón del metro sin mayores complicaciones, y con posibles beneficios.
  1. Al aproximarse el Metro, observarás que la gente se abalanza sobre él. Mantén tu distancia (de la mitad del andén hacia atrás). Usa visión periférica y observarás a la gente encima de las puertas. Mira si hay alguna mina rica, sobre todo ahora en tiempo de verano. Ojo con esto último: Las vas a mirar por atrás. Recuerda la Ley de Murphy: "No te hagas ilusiones de cómo se ve una mujer por atrás"
  2. Al momento de abrirse las puertas, quedate donde mismo. Vas a ver que el tumulto que entra se confunde con el que sale. Haz contacto visual con alguna mina que salga (si es que hay alguna que te tinque).
  3. Va a llegar un momento (cercano al timbre de cierre de puertas) en que la puerta estará despejada. Haz ingreso al vagón... a menos que la mina del punto 2 te haya sonreído de vuelta. En tal caso, olvídate del vagón.
Este post tal vez sea un poco machista... pero ¿quién dijo que las minas no pueden hacer exactamente lo mismo?

1 comentario:

Magda dijo...

jajajja

quien dice... nadie, pero me da flojera.

uy ando demasiado floja.
saludos.