12 de enero de 2006

¿El final de una etapa?

Hoy hablé con la Jocy. La Jocy es amiga mía hace 10 años (cuando mencioné eso casi me agarra a palos por lo viejos que estamos - Igual qué alega si tiene 25 años no más) desde los tiempos de mi etapa católica apostólica y romana.

Mi comadre se tituló hace poco de periodista con honores. Pronto emprende viaje a Londres para realizar estudios linguísticos. Conversamos caleta hoy en la tarde, mientras yo mojaba las patas en la piscina y ella se tostaba al sol.

En algún momento la conversación tomó ribetes profundos:
  • ¿Y, Cristián? ¿Cuándo terminas tus estudios?
  • Si todo sale bien, saldría el 2007.
  • Ya pos termina po. Mira que sales a los 30. Mi prometido salió a esa edad y tiene que dar explicaciones acerca de por qué salió tan tarde: "Pasó esto, pasó esto otro, pasó aquí, pasó allá"
  • Si pero Jocy, acuerdate de una cosa. Yo no tengo por qué darle explicaciones a nadie. Que yo salga a los 30 no hace mayor diferencia en mi vida.
  • ¿Cómo así?
  • Mi vida ha sido cualquier cosa menos normal. Mis papás eran niñitos cuando me criaron, después se separaron. No tuve una adolescencia normal como la de cualquier otro. Estuve 3 años estudiando en la U. Santa María para que me diera mamitis y me devolví a Santiago.
  • Y ahora que lo pienso, realmente has avanzado caleta. Desde que te conozco, durante los últimos 2 años has ganado muchísimo, todo gracias a que te metiste a la Chile. Ahora tienes carrete, amigos y estás más seguro de tí mismo. Realmente tienes de qué sentirte orgulloso. Te noto más feliz.
Vaya. Parece que yo no cachaba mucho. Pienso tanto en lo que me falta, que de repente olvido lo mucho que he logrado como persona desde aquél momento, en tercer año en la Escuela, en el que salí por el frontis, miré los árboles y me dije a mi mismo: "Mismo, el problema no es del resto. Es tuyo. Necesitas ayuda".

Y definitivamente no necesitaba ese famoso "mes y medio". Sí necesitaba el tiempo que vino después. Para reafirmarme en mis convicciones. Para validar mis sentimientos. Para conocer más a la gente que me rodea. Para afinar mi corazón y escucharlo. Realmente fue más lo que gané de lo que perdí.

La conversación de hoy es la señal que esperaba. "El futuro difuso se ve" pero, a diferencia de antes, en que la política era esperar nada1, ahora sí espero un futuro maravilloso, y tengo la convicción de que lo voy a tener.

1: "Nothing is like you expect, so expect nothing"

2 comentarios:

Nori dijo...

Ya te dije, pero te lo puedo decir otra vez.

Me alegra mucho tu descubrimiento... respecto al terremoto... no sé, para mí las catarsis siempre son buenas y esa noche fue realmente catártica, al menos para mí.

Cuídate mucho

besitos de kolorez

Underkarlos dijo...

OK... supongamos que lo que dices es cierto y que no necesitabas ese mes y medio, que no necesitabas ese terremoto... crees que serías lo que eres ahora si esa noche nunca hubiera ocurrido, si ese mes y medio nunca hubiera pasado?... yo estaría con la Ale aún, tú seguirías siendo mi hermano, la Paz nunca hubiera pasado por lo q pasó... solo caretas, todo hubiera seguido siendo una enorme mentira esperando por ese segundo de debilidad en que todo explota.

Sigamos suponiendo que es así... hubieras pensado en algún momento todo lo que has pensado en todo este tiempo si no hubiera pasado nada anormal en tu casa esa noche?... hubieras crecido?... hubieras aprendido algo?

Causa y efecto... todo tiene una causa y su efecto y por lo que veo, no quieres aun reconocer que ese efecto que es todo lo que dices que has aprendido en este tiempo no tuvo su causa... nada nace del aire ni se crea espontáneamente.

From Hell, UK