26 de octubre de 2006

El Desamparo Tuerca

"No falta mucho para el día en que este país sea un gran corral con juguetes acolchados"
Kurakensama, en un post relacionado con el tema.

Ayer me enteré de una noticia exasperante. La noticia del día, de la semana, del mes. No hablo de los lingotes de oro de cierto personaje, eso ya no le importa a nadie. Sí, hablo de la prohibición por parte del Ministerio de Transportes de hacer una exhibición de un Fórmula 1 en la Autopista Central, cerca del Salón Internacional del Automóvil, que se desarrolla esta semana.

La autoridad (no sé con qué cara se puede llamar autoridad, si nadie lo eligió, excepto mami) dice:

"Estamos llamando a tener conductas responsables al conducir, a ser respetuosos y no queremos dar señales equívocas. Nuestras calles no están diseñadas para automóviles de carrera ni para que los habitantes los utilicen como tal. Por eso, la actividad no se hace"1

Interesante... y cuando echan carreras clandestinas en el mismo lugar, el Señor Espejo brilla por su ausencia. No existe. Los cabros se siguen matando por manejar imprudentemente, y el señor Espejo no existe. Familias lloran por errores de conducción y de diseño de carreteras, y el señor Espejo no existe. Un Ferrari Enzo cruza como un rayo la Costanera Norte, y el señor Espejo no existe.

Pero los hinchas tuerca estamos desamparados. El deporte tuerca tiene cada vez menos espacios. Las Vizcachas, lugar donde iba a ver carreras con mi padre cuando chico, está a punto de desaparecer. Casi no quedan reductos de carreras en Chile. Apoyo para el deporte tuerca no existe (¿tendrá algo que ver ChileDeportes con sus desfalcos en esto?). De hecho una vez fui a ver con unos amigos una carrera de motos a un sucucho casi abandonado. Lo único que queda es el Rally Mobil, que es una iniciativa privada. Y paro de contar.

Esta afrenta no debe quedar impune. Y más que no quedar impune, clama a gritos por un tradeoff. Por eso lanzo una campaña: "Un circuito Formula 1 para Chile". ¿Por qué no? Si nos pasamos a caca con nuestro desarrollo económico, ¿por qué no podemos tener una pista aquí en Chile? ¿Una que sirva tanto para Formula 1, como para el mundial de motociclismo, como para la Indy Racing League? ¿Que la administren Alejandro Schmauk y Felipe Horta? ¿Donde vengan McLaren, Renault, Williams, (incluso) Ferrari y otros?

De hecho... ¿recuerdan ese aviso de la cerveza donde salen (en una situación hipotética) Eliseo Salazar y Fernando Solabarrieta comentando el Gran Premio de Quilpué? A eso apunta la campaña.



1.- Fuente: EMOL.com

9 de octubre de 2006

Old School.

"Vámonos de la mano a la escuela clásica con el Undertaker"
Comentario típico de la lucha libre los sábados en la tarde.

Ayer pasé por la Plaza Las Lilas, donde jugaba cuando niño. Con nostalgia (y horror) vi cómo los juegos infantiles donde yo me divertía fueron reemplazados. Columpios, balancines, trepadores e incluso un caracol, todos de metal, fueron reemplazados por juegos plásticos.

Ahí me acordé de un mail que me llegó una vez, titulado: "Si viviste de niño en el principio de los 80... ¿Cómo hiciste para sobrevivir?", que traía verdades como éstas:
  • "Cuando montábamos bicicleta no usábamos casco"
  • "Nos cortábamos, nos rompíamos un hueso, perdíamos un diente, pero nunca hubo una demanda por estos accidentes. Nadie tenía la culpa sino nosotros mismos."
  • "No teníamos Playstations, Nintendo 64, X boxes, Juegos de vídeo, 99 canales de televisión en cable, videograbadoras, sonido surround, celulares personales, computadoras, chatrooms en Internet… Sino que TENÍAMOS AMIGOS."
  • "Algunos estudiantes no eran tan brillantes como otros y cuando perdían un año lo repetían. Nadie iba al psicólogo, al psicopedagogo, nadie tenía dislexia ni problemas de atención ni hiperactividad, simplemente repetía y tenía una segunda oportunidad."

Como una suerte de "efecto cascada", me acordé de la definición del término "Old School" en Wikipedia:

Old school, es un término de jerga que se refiere a una vieja escuela de pensamiento o acción, o a objetos antiguos en general, dentro del contexto de tiempos nuevos y más modernos. En vez de llevar la connotación negativa de "obsoleto", se usa para referirse a una época de estándares o niveles de oficio más altos. El término "old school" es equivalente a decir "ya no los hacen como antes".

Estoy aproximándome peligrosamente al "gran 3-0" (como dirían los gringos), de hecho, estoy a semanas de cumplir 29 años. Además se acerca la reunión del décimo aniversario de mi egreso del colegio. Y la edad no es un tema que me preocupe en demasía. O sea, sí me preocupa, pero no hasta el punto de decir "oh, no... por Dios que estoy viejo". Estoy contento con ser de la Vieja Escuela.

Es entretenido ser el niño de los 80's convertido en adulto en los 00's (si es que se les puede llamar así). Uno ve a los sobreprotegidos y tecnologizados cabros de hoy y sabe que lo pasó y lo pasa bien, que se maneja por un conjunto distinto de valores el cual muchas veces sorprende gratamente a quienes lo rodean, y que los "new school" tienen una o dos cosas que aprender de uno, y viceversa.