28 de diciembre de 2007

Me cambio de especialidad.

Ha pasado mucho tiempo. Tiempo en el cual mi vida ha tomado un rumbo absolutamente equivocado. Prueba de ello son los recientes eventos que han ocurrido en mi vida laboral. Una pega que ya no me motiva para nada, paga una miseria y ha traído decepciones y desencantos. Y el mundo laboral para un computín no ofrece muchas alternativas. Estoy pronto a comenzar la parte dura de mi memoria y muy pocos aceptan que trabaje media jornada en sus empresas. El futuro se ve negro.

Pero una luz de esperanza surge, y en este momento me enfrento a un quiebre, el cual, enfrentaré positivamente, para convertirlo en una oportunidad.

Estimados lectores, he tomado una radical decisión, para mi carrera en particular, y para mi vida en general. Porque hoy he elevado mi solicitud a la Escuela para cambiar de especialidad. Así es amigos. He decidido cambiarme a Ingeniería Civil Industrial.

Si, es un poco tarde, dado que ya terminé con mis ramos obligatorios de Computación, pero estuy dispuesto a pasar un par de años más para alcanzar un estándar de vida aceptable. Más que dispuesto, feliz. Feliz de poder innovar, de tener un costo de oportunidad bajo por una buena carrera, de aplicar algo de lo aprendido en Computación para poder liderar equipos de tecnologías de información y conocimiento sin problemas. En fin. Vivir mi vida bajo el paradigma industrial.

Gracias a todos por su atención.

UPDATE (2007-12-28 12:00): Herodes mando a Pilato, Pilato mando a su gente, el que crea esto hoy dia pasara por inocente.

27 de noviembre de 2007

30 lecciones, y al menos unas 30 más por venir.

Al año aprendí a caminar.
A los 2 años aprendí a leer.
A los 3 años aprendí que no estoy solo en esta tierra, y que hay más niños en este mundo.
A los 4 años aprendí que podía vivir con mis papás y no necesariamente con mis abuelos.
A los 5 años aprendí las señales de tránsito.
A los 6 años aprendí que había otras ciudades aparte de Santiago.
A los 7 años aprendí que la tierra se movía, y muy fuerte.
A los 8 años aprendí que a veces hay que dejar cosas atrás.
A los 9 años aprendí que el matrimonio no es para siempre, y los papás tampoco.
A los 10 años aprendí que a veces uno tiene que asumir responsabilidades que no quiere.
A los 11 años aprendí que puedes botar paredes.
A los 12 años aprendí que el futuro te atrapa, no importa cuánto resistas.
A los 13 años aprendí el camino de la religión.
A los 14 años aprendí que no todo lo que se decía en televisión era verdad y que muchas cosas en el país estaban turbias.
A los 15 años aprendí que el mundo no es la burbujita ABC1 en la cual vivía.
A los 16 años aprendí que hacer deporte es sano.
A los 17 años aprendí que hay veces en que el amor simplemente te atrapa, y que no es necesario perseguirlo.
A los 18 años aprendí que los 12 juegos llegan a su fin, y no siempre de la mejor manera.
A los 19 años aprendí que hay vida "de Plaza Italia para abajo".
A los 20 años aprendí que un miembro muy importante de tu familia te puede decepcionar.
A los 21 años aprendí que hay veces que es mejor apretar la tecla reset de tu vida.
A los 22 años aprendí que las comparaciones son odiosas y envenenan el alma.
A los 23 años aprendí que uno no es un super-hombre y que la fragilidad es lo que nos hace humanos.
A los 24 años aprendí a no ser tan esponjita, y a cuestionar lo que me dicen los mayores.
A los 25 años aprendí que no todo en la vida es el "deber hacer" y el pensar, sino que también el "querer hacer" y sentir.
A los 26 años aprendí que el concepto de "los hombres no lloran" es una completa estupidez.
A los 27 años aprendí que el concepto de "yunta" o "mejor amigo" no es exclusivo de adolescentes.
A los 28 años aprendí que el corazón no se equivoca, y a dejar de ignorarlo.
A los 29 años aprendí que nunca es tarde, y que cada persona vive su propio proceso, por lento que este sea.

Y "me llegó mi hora": Cumplo 30 años. Pero las lecciones aún no se acaban. Si, cabros. Estoy viejo, si les gusta pensar así (aunque hoy en día para estos pokemones y pelolais del averno cualquier cosa más arriba de 18 es ser viejo... pobres niñitos), pero a la vez sabio e ignorante.

Aún me faltan cosas... bastantes más cosas de las que muchos ya tienen a mi edad. Pero en vez de verlas como faltantes, las veo como cosas que están por venir. Eso me deja muy contento y pensando que somos pocos los que tenemos el lujo de cumplir 30 años como yo lo hago.

Muchas gracias a todos quienes me saludaron y se acordaron de este día tan especial en mi vida, y a quienes no se acordaron... ¿No creen que están medio pendejitos como para andar con Alzheimer?

Saludos a todos.

15 de octubre de 2007

La prueba del mafioso.

Anoche fui a carretear con unos amigos, y mientras iba en camino me topé con que no me quedaba "del sucio y vil", así que pasé a un local de estos de servicentro a sacar. Habían dos cajeros automáticos. Me puse en una de las colas, y en el cajero correspondiente a la otra no quedaba plata, y el mensaje le salió a una dama que estaba ahí con sus amiguis. Caballerosamente le cedí mi puesto en mi fila. La tipa sacó su plata y se fue, ante lo cual yo inserté mi tarjeta y comencé a digitar mi clave secreta.

Ahí recordé la película "A Bronx Tale" con Robert De Niro. En esta película, ambientada en el Bronx de los años 60, el hijo del personaje de De Niro, Calogero, se enamora de Jane, una chica de color (algo muy mal visto en un barrio italiano), y a la vez es muy amigo del jefe de la mafia local, Sonny (lo cual enerva a su padre).

Un día, después de prestarle su auto a Calogero para su cita con Jane, Sonny le propone una prueba:

Escucha. La pasas a buscar, bien? Al bajarte del auto, ponle pestillo a ambas puertas. Pásala a buscar y llévala al auto. Saca la llave, y ábrele la puerta. La dejas entrar y cierras la puerta. Entonces, date la vuelta por detrás del auto y mira por la ventana de atrás. Si no extiende su brazo para abrirte el pestillo, patéala.

Es poco probable que esa prueba sea posible de hacer hoy en día, dado que existe la tecnología del cierre centralizado. Pero cualquier prueba que permita determinar si una mina es capaz de pensar en alguien más y no sólo en si misma, sirve perfectamente para determinar si vale la pena o no.

¿Y cómo fue que me acordé de esa escena mientras estaba en el cajero automático? Simple, al irse la mina no me dio ni las gracias.

7 de octubre de 2007

Mi falta de visión.

Quiero, con este post, pedir disculpas públicamente al Gobierno. Mi absoluta falta de visión y mis críticas absolutamente faltas de criterio y excesivas respecto del plan estrella de transporte público es evidente para mi ahora, y es momento de ser correcto y compensar como se merece a la administración, tanto actual, como anterior.

Verán. Más de alguno se preguntará por qué hablo de falta de visión. Resulta que el Transantiago no es un plan de transporte público. Es un plan de salud pública y bienestar.

"¿Salud pública? Ahora sí que Barsa perdió la cabeza" dirán varios. Pero es verdad. Y les voy a demostrar, con algunos puntos simples, por qué el Transantiago es un plan de salud pública y bienestar:
  • El viajar de pie significa un aumento en la resistencia física.
  • El soportar tanto rato sin que la micro pase, junto con las esperas durante los trasbordos significan una mejora en la resistencia mental.
  • Es importante resistir al calor, sobre todo con el calentamiento global y el verano que se avecina. Por eso el pasar tiempo en un Metro lleno de gente potencia la resistencia al calor.
  • El Transantiago sirve para combatir la flojera que es parte de nuestra idiosincrasia: ¿Han visto a la gente que no entra a los vagones del Metro porque simplemente no hay asientos disponibles?
  • ¿La micro no pasa? Camine. Corra. Trote. Mueva su trasero, baje de peso y siéntase mejor.
¿Se le ocurre a Usted, amigo lector, alguna otra razón por la cual el Transantiago es un aporte para la salud y el bienestar público? Compártala con el BarsaLOG.

2 de octubre de 2007

"Wena Naty", o la pérdida de la inocencia de las TI

Hace poco me llegó por un foro amigo el dato de un video en donde aparece una adolescente haciéndole sexo oral a un compañero de colegio. El video es grabado por otro estudiante con la cámara de un celular.

Aparte de la risa que me causó la frase repetitiva que le da el título al video, éste llega como confirmación de lo que pensaba hace meses: La tecnología como instrumento para conectar personas, pero también para hacerles daño.

Hoy en día, el contenido está dejando de ser vertical. Ahora se crea contenido por parte de las personas y para las personas. Publicar texto, fotos, audio y video es fácil y económico. Hasta el punto que mucha gente desconoce el potencial de mal uso que puede generar. A Naty la echaron del colegio. En Estados Unidos ya se googlea1 el nombre de un potencial candidato a un empleo para ver si ha protagonizado algún hecho vergonzoso, o ha posteado algo en su blog que no le guste a la compañía. Incluso ya salió el término "cyberstalking", que se refiere a acosar a alguien usando medios electrónicos.

¿Y por qué le pongo a este post la marca de "Seguridad Informática"? Porque hablo de seguridad de información. No tanto de si tu mensaje fue encriptado o lo puede ver cualquier inescrupuloso. La información es poder, y ese poder puede ser usado para causar daño también. Y ni hablar de las leyes. La tecnología avanza a pasos más grandes que los de la legislación, hasta el punto en que lo compararía entre el paso que da un tipo de 2 metros versos el gateo de un bebé.

No quiero ser catastrófico. Me fascina la tecnología. De hecho, trabajo con tecnología, pero también trabajo con personas. Y por eso mismo temo que llegue el día en el que cuando me meta el dedo en la nariz para rascármela, un desconocido me tome una foto, la suba a Flickr y ponga como título "Hombre comiéndose los mocos". O quizás algo peor.

1: Googlear = Buscar en Google. El término ya es aceptado en países angloparlantes.

21 de septiembre de 2007

¿Por qué tantos?

"Demasiadas personas toman las decisiones. Los he visto trabajar y tardan demasiado"
Louis Gossett Jr. en "Águila de Acero"

El Coronel Charles "Chappy" Sinclair, personaje interpretado por Gossett en esta película de culto para los fans de la aviación (dentro de los que me incluyo) dijo esta frase al ver que el gobierno de Estados Unidos aún no resolvía cómo rescatar al papá de Doug (el protagonista) que había sido tomado rehén.

¿Resultado? Doug y Chappy conspiran para robarse un par de F-16, burlar los controles de la fuerza aérea gringa y rescatar al papá de Doug. No sin antes bombarear las refinerías de petróleo del país donde estaba tomado presionero y botar algunos aviones enemigos.

¿A pito de qué va esta introducción? Al hecho de que muchas veces pienso en por qué las leyes se demoran tanto en salir, y además salen mal. Al hecho de que las discusiones políticas los ciegan por completo, se suma el hecho de que quienes toman las decisiones que nos afectan como chilenos, son demasiados. Fíjense en el poder legislativo. ¿Son necesarios 120 diputados? ¿38 senadores? ¿No creen que esa cifra es excesiva? Y eso que quieren expandir esa cifra.

A modo de ejemplo, miren lo que pasó con el tema de la Educación en Chile: Por años se ha discutido, se tan tomado medidas, se han creado comisiones, se han promulgado leyes, pero no se llega a ninguna parte. Y sin embargo un grupo de estudiantes de enseñanza media... no, no se robaron F-16, pero sí se tomaron los colegios, salieron a la calle de forma ordenada y remecieron, más que al Estado, la conciencia de la población. Tanto es así que la presidenta creó... otra comisión para "fijar recomendaciones y sugerencias para mejorar la calidad de la educación que se ofrece en escuelas y liceos del país a todos los niños, niñas y jóvenes chilenos, con prescindencia de su origen social, económico y cultural"*.

Y sin embargo, la lista de integrantes de esta comisión es larguísima. En el mismo sitio del consejo aparecen 87.

¿Cuál es el argumento para tener a tanta gente metida en el consejo? ¿"Expertise" o "Know How"? Yo creo que hay más que suficiente. ¿Representatividad? Admitámoslo. Nunca va a haber 100% de representatividad. Si por eso fuera, metamos a los 16 millones y medio de personas en el Consejo Asesor.

Tarea para los lectores: Elijan la mejor configuración para un consejo de esta categoría, con la menor cantidad de gente posible. Yo pondría a 3 especialistas en educación, 2 especialistas en derecho legislativo, un representante de gobierno y 4 representantes estudiantiles (2 universitarios y 2 de enseñanza media).

(*) Fuente: Sitio Web del Consejo Asesor Presidencial para la Calidad de la Educación.

28 de agosto de 2007

El ataque a Pearl Harbor (versión TI)

Hace poco más de un mes, posteaba yo en este medio acerca del acuerdo tecnológico entre Microsoft y el Gobierno de Chile. Durante este mes pasaron muchas cosas interesantes. La gente de Liberación Digital fue al Congreso y se les faltó el respeto en sus caras. Fuimos a entregar una carta a la Presidenta de la República. Y moderé un foro en el DCC respecto del tema.

La reacción en el DCC fue bastante tibia. Hasta el punto que al foro sólo asistieron 2 profesores. No había una opinión clara acerca del famoso acuerdo. Hasta hoy.

Siete académicos del DCC enviaron una carta a la Revista Qué Pasa dando sus impresiones acerca del acuerdo, y como respuesta al artículo publicado por un tal Carlos Osorio, el cuál ninguneó descaradamente a todos quienes trabajamos, estudiamos y sabemos de tecnología:

"Esta pequeña tormenta es un botón de muestra de un desconocimiento en el tema que a pocos les pareciera importar. Éste se debe a falta de información, pero, más importante aún, a falta de capacidad y educación para entender tecnología, estrategia y política tecnológica. Lo anterior, unido a la tendencia cada vez más común en Chile de importar la opinología desde la farándula a la política, no augura buenos resultados."1

Por razones las cuales desconozco (pero sin embargo sospecho cuales puedan ser), la mentada publicación no incluyó entre sus páginas la carta de los profes. Estos dos hechos se podrían considerar como un ataque estilo Pearl Harbor contra la comunidad tecnológica criolla, y los académicos del DCC decidieron tomar cartas en el asunto. "No publicaron nuestra carta, hagámosla pública", dijeron.

Pero no se equivoquen. El objetivo de los profes es aclarar este famoso acuerdo. No un atacar de vuelta a los "Kamikazes" de aquella revista y los responsables de semejante acuerdo. De hecho, a pesar de su amplio conocimiento técnico (son todos Ph.D's) escribieron la carta explicando sus puntos "como a un niño de 6 años"2, resumiendo y aclarando varios puntos respecto del acuerdo MS-Gobierno los cuales incluso a los que venimos siguiendo de cerca el caso se nos pasaron de largo.

Ante este escenario, reaccioné con orgullo. Orgullo porque, finalmente sé la opinión de mis profesores respecto de este tema, y no tanto por eso, sino porque ellos, quienes verdaderamente saben, quienes no son parte de aquella clase capaz de llegar a punta de locuacidad a sus puestos, finalmente alzaron la voz. Y también reaccioné con satisfacción, porque me dieron la razón respecto de lo que escribí en mi post anterior3.

¿Propuestas al respecto? La verdad es que, implícitamente (y quizás sin querer) los profesores del DCC dieron la más importante:

"¿ Cómo se debieran tomar las decisiones en este ámbito de las TI, área de la que, a pesar de ser reconocida por el Gobierno como 'responsable directo del crecimiento económico', no existe siquiera una subsecretaría?"


Sí se me ocurre una anti-propuesta. Por favor, ni se les ocurra crear un "Consejo Asesor Presidencial en Desarrollo Digital" o alguna cosa con un nombre similar. El tema de las Tecnologías de la Información no es un tema de contingencia reciente. Es algo que va más a nivel estratégico.

1.- ¿Por qué tanto revuelo por el acuerdo? - Carlos Osorio, Revista Qué Pasa.
2.- Citando al personaje que encarna Denzel Washington en "Philadelphia".
3.- Lean el punto 2 de la carta: "El tema de la neutralidad tecnológica".

23 de julio de 2007

La paz de los estándares para la guerra del software.

Hace un rato lei un reportaje llamado "La guerra del software llega al gobierno"1 en el cual cuentan que, mientras que el gobierno firma acuerdos con Microsoft para estandarizar los sistemas tecnológicos del sector público torno al gigante del software, la cámara de diputados aprobó un proyecto de acuerdo para que el gobierno use software libre (OSS), representado por su punta de flecha, el sistema operativo Linux.

Mi aporte a la discusión es que, más que si el gobierno usa OSS o Microsoft, e independiente de los argumentos presupuestarios en juego, yo creo en los estándares, y no tanto en si el software es libre o propietario. Más que que cada ministerio decida, que cada persona decida qué usar: Si Windows, si Linux o si Mac OSX. La idea es que los resultados del trabajo realizado puedan ser vistos y editados por tus pares independiente del sistema operativo. Colaboración, colaboración, colaboración, independiente del software.

Estándares como PDF, XML y OpenDocument apuntan a eso. Que los resultados puedan ser vistos en múltiples sistemas operativos, por diferentes software. Imaginen lo siguiente: Se acerca el plazo para la entrega del presupuesto al Congreso, y en el Ministerio de Obras Públicas deben armar sus presupuestos. En el MOP usan Windows (y algunos Mac OSX), mientras que en Hacienda (donde confluyen los presupuestos para su envío al Congreso) usan Linux. Si en el MOP usaran OpenDocument, se aseguran de que en Hacienda podrán ver ese documento, junto con los presupuestos de los demás ministerios, y editarlos en forma colaborativa.

Espero la discusión apunte para estandarizar resultados y no tanto sistemas.

1: Cuerpo Reportajes de La Tercera, 22 de Julio del 2007, pags. 22 y 23

8 de julio de 2007

SIA: The Barsa™ Brief (Second Edition)

Me enteré por ahí de que varios de mis cercanos van a tomar SIA el próximo semestre, por eso decidí reeditar este clásico que incluso ha causado polémicas (fue mostrado en las primeras clases de semestres posteriores a cuando yo lo di en Otoño del 2005).

Desde que llegué al DCC siempre escuchaba lo mismo: Que SIA es malo, que hay que sacarlo de la malla, que es muy industrial, y un largo etc. No se equivoquen. SIA es un buen ramo. Lamentablemente (o gracias a Dios) muchos computines trabajaremos (algunos ya estamos trabajando, de hecho) en ambientes empresariales, y la idea es conocer, más que a qué, a quienes, nos enfrentaremos el día de mañana.

Partamos por lo básico: La decisión de con qué profe tomar el ramo. Como ha venido ocurriendo los últimos semestres, este ramo lo dictarán los señores Antonio Holgado y Juan Velasquez. La orientación de cada uno de estos caballeros es clave. Mientras que Holgado es Industrial-oriented, Velasquez es más Computín-oriented, y por eso es que durante un tiempo se hablaba de la regla "!Holgado"1 para los estudiantes del DCC.

El segundo aspecto (y este es fundamental) es la elección de tus compañeros de grupo. Ya lo decía en La Otra Escuela: Anda a las primeras clases, porque es ahí cuando se definen los grupos para el trabajo del semestre. El semestre pasado, un compañero del DCC cometió el error de no ir a las primeras clases, y posteriormente quedó atascado con quizás el trío de industriales con menor aporte de la historia. La confianza en tus compañeros de equipo es fundamental. Las proporciones IN-CC (¿3 computines y 1 industrial?, ¿Todos computines?, ¿Mitad industriales y mitad computines?...) no cuentan para nada. He visto casos de grupos de puros computines que se llevan el punto extra del examen por mejor proyecto del semestre.

Los industriales, no es que sean perfeccionistas, son obsesivos-compulsivos. Por lo tanto le ponen énfasis a las correcciones del informe de proyecto. Por ejemplo, en el avance 2 del informe, te van a pedir que corrijas lo que tienes malo del informe 1. Uno generalmente dice: "Ya hice la parte 1; mal o bien, pero la hice y me olvido de ella". Deshazte de ese pensamiento y dedícale tiempo a, primero entender qué quiere el auxiliar que pongas, y luego corregir.

Justo respecto de los informes y presentaciones, los industriales inventaron un cliché que tal vez escuchen con frecuencia: "Está bueno, pero puede estar mejor". Siempre recuerden que los Industriales son mucho mejor entrenados comunicacionalmente que el resto de los estudiantes de la Escuela, por lo tanto nunca te dirán a la cara que tu informe (o parte de él) está malo. Así que, si llegas a escuchar esa frase, o alguna parecida, asume que al auxiliar no le gustó y corrige.

Recuerdo una clase en la sala B205 en la cual los computines (unos 12-15 aprox.) ocupamos la nave de asientos oeste de la sala, mientras que los industriales (aprox. unos 30-35) ocupaban la nave este. Durante la primera parte de la clase el profesor2 explicó algunos conceptos de mejoramiento de procesos productivos. Los industriales atentos, los computines no pescamos mayormente. La segunda parte, el profe explicó acerca de modelamiento de Bases de Datos. Y se viró la tortilla: Los computines atentos, los Industriales no daban pie en bola. Sin confiarse muchachos. Muchos nos confiamos considerando que ya habíamos aprobado CC42A (Bases de Datos), pero estos tipos tienen una manera muy particular de modelar bases de datos, llamada INRFN3 por su servidor. Y tienen que usar esa forma de modelamiento en controles, informes y presentaciones, si no, sus notas bajarán, bajarán.

Respecto de las clases auxiliares, yo pensé, y mis compañeros en semestres posteriores me decían que eran un asco. ¿La razón? En las clases auxiliares se practica con herramientas computacionales que, o son de baja calidad (creo que siguen usando Ultimus parece), o, dado el pobre conocimiento técnico de los auxiliares y ayudantes del ramo (a menos que alguno de ellos sea computín) son difíciles de asimilar. ¿La recomendación? Bueno, en realidad es esa máxima tácita de todo computín para aprender a usar algún software: Jugar con él. Ah, y no se extrañen si alguno de los auxiliares les piden ayuda para configurar algo. Sólo sonrían y haganlo con la mejor disposición posible.

Espero les sirva, y que tengan un buen semestre. Cualquier cosa simplemente posteen sus comentarios.

Notas al pie:
  1. Por si acaso el lector no es computín, o no es de la Escuela, el simbolo "!" se usa como negación en programación.
  2. Marco Antonio Ponce. Estuvo un semestre y nunca más apareció. Una pena. Era muy buen profe.
  3. INRFN = INdustrialmente Retorcida Forma Normal.

4 de julio de 2007

Phishing: Una amenaza más real de lo que se piensa.

Hace rato que anda dando vuelta un tipo de ataque informático basado en Ingeniería Social1 llamado Phishing. Yo creía que era (como generalmente ocurre) generado por gente inescrupulosa en Europa, Estados Unidos o Asia. Pero existen ataques de Phishing "Made in Chile", y eso me preocupa a sobremanera.

El Phishing es un ataque que funciona de la siguiente manera: A tí te llega un correo electrónico que dice "Haz clic aquí para ir a la página de tu banco". ¿La razón? Alguna promoción, chequear tu saldo, o un supuesto cambio de configuración provocado por un (también supuesto) ataque informático al servidor del banco.

Tu haces clic en el link, y aparece la página de tu banco... o al menos eso es lo que crees. Porque en realidad es una página idéntica (de forma) a la página de tu banco alojada en otro servidor el cual está programado, no para ser parte del sistema web de tu banco, sino que para que, cuando ingreses tu RUT y password, las almacene de manera de que el personaje que armó este sitio se te robe esa información sensible. De ahí viene la palabra Phishing (que se pronuncia igual que "Fishing"): El atacante te lanza un anzuelo con su mail engañoso, tu caes y él pesca tus datos importantes.

¿Cómo defenderse de este tipo de ataques? Primero, debes tener en cuenta que los bancos, como medida de seguridad para sus clientes, no mandan correos electrónicos como el que te mencioné a sus clientes, así que si recibes un mail de estas características, ten por seguro que te quieren enganchar para robarte la password. También existen bases de datos de sitios de phishing (como Phishtank) los cuales desarrollan plugins para browsers que, al ingresar un usuario a un sitio, chequean las bases de datos y avisan al usuario si son sitios maliciosos o no. Además, los browsers más modernos (Firefox 2, Internet Explorer 7, Opera 9) traen sistemas de chequeos anti-phishing.

Ese fue mi aporte al respecto. Navega seguro y cuídate.

Detector anti-phishing de Firefox en acción.

Usando el Phishtank SiteChecker en Firefox.

1: Ingeniería Social es un ataque informático que consiste en aprovecharse de la ignorancia tecnológica de la mayoría de la gente para robarles información o hacerles daño.

1 de julio de 2007

Ley de las Tiendas de Retail o Ley (de) Barsa.

Señores de la comisión de Leyes de Murphy:

Para su consideración,
Adjunto una propuesta para incluir dentro del compendio de leyes de Murphy. La propuesta la llamé "Ley de las Tiendas de Retail", y aplica para la interacción entre vendedores y clientes en dichas tiendas:

Cuando sólo quieres vitrinear, los vendedores siempre te atienden en forma molesta.
Cuando realmente deseas comprar algo, no aparece nadie.


28 de junio de 2007

Trillaban, no tragaban.

Más de alguno pensó que el famoso trabalenguas reza: Tres tristes tigres trigo tragaban en un trigal. Pero la versión correcta es:

"Tres tristes tigres trigo trillaban en un trigal"

La razón de esto es simple: Como los tigres están en un trigal, el trigo está en sus granos aún, y está duro. Hay que trillarlo antes de siquiera masticarlo, y más aún tragarlo. Llegar y llevarse a la boca el trigo debe ser doloroso, y los tigres ya están lo suficientemente tristes como para pasarlo peor aún con trigo duro en sus hocicos.

3 de junio de 2007

Declaración del Ciudadano

"No te va a servir de nada reclamar", decía un encargado en el Centro Bip ubicado en Bilbao con Pedro de Valdivia, al yo contarle que iba a reclamar por un cobro de $380 en mi pase Escolar.

Lamentablemente para él, se encontró con un chileno atípico. Uno que mientras crecía vio a su madre ser capaz de armar escándalo y traer a cuanto superior hubiera por algún problema en el supermercado.

¿Qué sentido tiene reclamar, por algo tan chico, y sobre todo considerando que todos los días aparece gente con similares reclamos, a veces por cosas más importantes que la mía?

Simple. Yo soy chileno. Tengo más de 18 años. Estoy inscrito en los registros electorales. Y tengo mi situación militar al día. Si, amigo lector, ya adivinaste: Soy un ciudadano. A pesar de lo que la clase política quiera convencerme implícitamente de lo contrario, soy un ciudadano, y tengo derechos.

Yo no voté por las dos últimas administraciones de gobierno (Lagos, Bachelet)1, pero las elegí. Por lo tanto tengo todo el derecho, como ciudadano de la República de Chile, de exigirles la mayor diligencia y calidad en su gestión. Quiero que sus políticas y sistemas sean de calidad. No quiero escuchar nunca más el "No, si funciona mal, pero funciona". No quiero cambios de gabinete ni la renuncia de ministros. Eso va a fregar más el ambiente. Ya lo decía Brooks: "Traer gente nueva a un proyecto tardío sólo lo retrasará más". Pónganse las pilas señoras y señores.

Y no, olvídenlo. El "Castigo Electoral" es inútil.

1: No puedo hablar por las administraciones anteriores a ellos, dado que no estaba inscrito en los registros electorales para entonces.

28 de mayo de 2007

La frase del año.

Si, es muy temprano, pero la frase del año la leí en el aviso de una compañía que busca desarrolladores para sus filas:

"El software no lo hacen los MBAs"


Si, harto mula el post para inaugurar mi nuevo template, pero fue lo primero que se me ocurrió XD

20 de mayo de 2007

Homo Universalis

"Fred Haise... todo un renacentista"
Tom Hanks, interpretando a Jim Lovell en "Apollo 13"


De acuerdo a la Wikipedia, el Hombre del Renacimiento, Renacentista, u Homo Universalis es aquella persona que está bien educada en varias ramas del conocimiento, o en una definición más moderna, tiene variados intereses.

Más de alguno ya sabrá que estudio Ingeniería. Pero a través de mi carrera se han manifestado varios otros intereses los cuales he cultivado: La actuación, el cine, la sicología, y ahora, el periodismo.

Como expondré próximamente en La Otra Escuela, mi experiencia con los llamados "ramos humanistas" fue un completo fracaso, y como esos ramos me están mordiendo el trasero decidí hacer algo más útil y tomar 2 ramos de Formación General.

Uno de ellos me llevó hasta el campus Juan Gomez Millas, específicamente al Auditorio de la Libertad de Expresión, donde todas las semanas hago el curso de Comunicación y Globalización, a cargo del profesor Gustavo Gonzalez. El curso cubre temas muy interesantes, como el cómo la información dejó ya de ser vertical, los desafíos que pone la globalización en las comunicaciones actuales y algo de historia.

Dentro del curso hay que realizar 3 ensayos. Ya entregué el primero el cual (aunque mucha gente pueda pensar que lo que voy a decir es una frivolidad) me reportó mi primer 7.0 en años en la Universidad. Es acerca de cómo las Tecnologías de la Información han logrado que los contenidos ya no sean algo vertical (algo que uno obtiene de un proveedor como un diario o un canal de TV) sino que ahora tienen cierta horizontalidad (como yo escribiendo este post y tú leyéndolo). Personalmente creo que es un buen aporte, y hay gente interesada en leerlo. No son más de 3 páginas. Bájalo, leelo y comenta.

11 de abril de 2007

Molestias (no tan) insignificantes.

Hoy ocurrieron un par de situaciones que me hicieron recordar que hay cosas que me molestan pero que al resto de la gente no. ¿Hipersensibilidad? ¿Intolerancia? Incluso recuerdo el comic que uno de los editores del Boletín SEI publica en las ediciones del paskín, llamado "El Intolerante", que es capaz de tomar un martillo y reventarle la cabeza a quienes osan desatar su furia con pequeñas molestias.

No digo que sacaré el martillo, pero sí despotrico a destajo cuando ocurre alguna de las siguientes situaciones:
  • Cuando alguien llama quien va manejando en el auto en el que voy, y, a pesar de que le dice "Mira, aquí estoy, manejando" quien llama no tiene la decencia de colgar, dado que hablar por celular es una conducta riesgosa.
  • Cuando alguien se sube al ascensor en el primer piso... para ir al segundo (y viceversa, alguien se sube en el segundo piso para ir al primero). Sedentarios frescos de raja.
  • Cuando, al hacer el trasbordo entre la linea 1 y la linea 4 del Metro me topo con el corral de gente y los Pikachú arriándonos. Generalmente reacciono haciendo ruidos de animales de granja.
  • Cuando hay gente que paga con cheque o con tarjeta de crédito en la caja expreso del supermercado.
  • Cuando gente que no va a las cátedras de un ramo hace preguntas de cosas que ya vimos (y entendimos) durante la clase auxiliar. Tengan al menos la decencia de preguntar cuando termine la clase, o mejor aún, ¡¡¡vayan a la cátedra!!!
  • La gente que al llegar el tren del Metro se abalanza sobre las puertas como si nunca en su vida se hubieran subido a uno.
Si quiere, postee los suyos.

24 de febrero de 2007

Una Solución Ciudadana para el Colapsantiago.

"Todos, sin excepción, debemos hacer nuestro mejor esfuerzo y sobre esta base creo que podemos ser optimistas"
Michelle Bachelet, en un discurso sobre el Transantiago,
al volver de sus vacaciones.

Continúo con mis posts dentro de la serie Colapsantiago, con una pequeña anécdota que me ocurrió el jueves recién pasado, pero que no hace más que confirmar que, los condoros del sistema, los puede arreglar cualquiera.

Estaba yo saliendo de mi pega (ubicada en el sector de Escuela Militar) y me dirigía al paradero para tomar el bus hacia Tomás Moro y hacer el trasbordo hasta mi casa1.

En esto llega una micro troncal, pero sin indicador alguno. No tenía número de linea ni destino. Al aproximarse al paradero y detenerse, recién se alcanza a ver una improvisada hoja de cuaderno que dice "C02".

Ese día la empresa RedBus tuvo paro de choferes. Por lo tanto el improvisado bus local estaba para cubrir la deficiencia de transporte hacia el sector de San Carlos de Apoquindo, destino final de la linea en cuestión.

Se sube un grupo de gente, y yo al final. Iba subiendo y uno de los "chicos lima/limón" (los monitores de Transantiago en los paraderos) me dijo: "¿Tú vas a San Carlos de Apoquindo? Sí, si vas. Ayuda a este chofer a llegar a destino por fa" y me pasa un plano de la zona C del Transantiago para esos efectos.

Se preguntarán ustedes: ¿Pero cómo tan barsa? (valga la redundancia). A decir verdad, si bien no me dejaron tiempo de respuesta, podría hacer uso de mi formidable capacidad de ubicación para ayudar al pobre chofer que no sabía ni siquiera dónde estaba parado, lo que explicaré más adelante. Además, eran las 18:30 y no tenía nada más que hacer después de un día de trabajo.

Así que me quedé con el chofer, y sin pasar mi tarjeta Bip por el validador (mínimo considerando que estaba haciéndoles un servicio) y mientras lo guiaba por el recorrido de la linea C02 entre Escuela Militar y su destino final (que, ojo, a diferencia de lo que sale en los planos, en realidad es en la Universidad Los Andes) conversé con él.

Resulta que este pobre chofer fue reasignado temporalmente para cubrir el recorrido que la gente de la empresa RedBus dejó sin buses por el paro. Originalmente él lleva su bus en un recorrido troncal en San Bernardo, y jamás estuvo en Las Condes.

Mientras le decía dónde parar y por dónde irse, yo charlaba con el chofer. Me contaba algunas cosas, como lo buenos que son los nuevos buses para manejar, el peso de encima que se les quita a los choferes por el hecho de no tener que preocuparse de contar monedas, y me confirmó que llegarán nuevos buses antes de marzo. También me contaba de que ya había hecho el recorrido un rato antes, pero que su improvisado ayudante de aquél entonces (antecesor mío) lo llevó por cualquier parte hasta destino.

Con ayuda de algunos trabajadores de la construcción que tenían su lugar de trabajo al lado del terminal, me enteré que el terminal de la linea C02 no está en la entrada al Estadio San Carlos de Apoquindo, como indica el mapa oficial del Transantiago, sino que en la Universidad Los Andes, 5 cuadras más al sur.

Finalmente llegamos a destino. Muy agradecido, el chofer le avisó a uno de sus colegas que iba saliendo a Escuela Militar de que me llevara gratis en su bus. Finalmente mi viaje a casa empezaba.

Al llegar a Tomás Moro con Apoquindo, me bajé y me fui caminando hasta mi casa, sabiendo de que no iban a pasar micros por el paro, pero con... ¿La satisfacción de ayudar al necesitado?... más bien, con la satisfacción de cachiporrearme una vez más de mis habilidades de ubicación.... ja. A lo mejor a eso se refería mami Michelle cuando decía que todos debemos poner de nuestra parte.

Saludos a todos y prepárense para marzo. Ahí se viene la diversión.

1: Aviso para la gente de RedBus: No miren numeros ni estadísticas. En Tomás Moro simplemente no pasan suficientes micros.

21 de febrero de 2007

*azo

Ahora último he pensado mucho en el sufijo "azo". Se usa bastante, sobre todo para referirse a condoros o situaciones vergonzosas. Decidí hacer un ejercicio mental y sacar los que se me ocurran.

Y vamos con la lista:

Barsazo: La expresión máxima de la antidiplomacia. Es un comentario punzante dicho en forma absolutamente displicente de quien lo escuche. Provoca ronchas al principio, pero en el largo plazo trae enormes beneficios.
Depassierazo: Mentir descaradamente en el currículum (a propósito, yo tengo estudios en Ingeniería. No soy Ingeniero).
Boloccazo: Mostrar el poto, pero con clase.
Lucianazo: Mostrar las tetas así como diciendo "Oops! Se me salieron".
Panchazo: "Reunión de avance" donde el jefe no sólo critica descarnadamente tu trabajo, sino que también te agrede verbalmente y te tira papeles a la cara (Si, hablamos de un "Pancho").
Pantallazo: Foto de la pantalla (screenshot) del escritorio de tu computador. A veces también aplica cuando le avientas un monitor a alguien en la cara en señal de desagrado.
Nayazo: Dicho que califica como "Frase del Día" (no confundir con "Grandes Pensadores"). El término fue acuñado el 2003 cuando fui parte de la directiva del CADCC, dado que alguien se mandaba frases para el bronce con frecuencia.
Bridezillazo: Mandato de alguna novia bruja que quiere todo perfecto... (aka Bridezilla).
Maraquenazo: Por favor... la peste farandulera no me interesa en lo absoluto.
Moreirazo: Cualquier cabeza de pescado que sale de la boca de Iván Moreira.
Telefonazo: La definición de este término es confusa, sobre todo considerando que se usa dentro de la frase "Pégame un telefonazo": A veces se usa para solicitar una llamada de vuelta, otras para que el aludido le lance un teléfono a la cabeza de su interlocutor.
Coletazo: Dícese de cualquier pelea entre el Gobierno + Concertación y la Alianza.

Si a Usted, amigo(a) lector(a) se le ocurre algun otro, comente.

16 de febrero de 2007

The Barsa Report: Colapsantiago, Segundo Punto Crítico.

"Al tercer día resucitó de entre los muertos."
Credo Católico.

Mi amigo Raúl me comentaba la otra vez que el Transantiago tendría 3 hitos críticos: Uno cuando comenzara a funcionar el sábado, el segundo en el primer día laboral en el que funcionaría y el tercero cuando los escolares entren a clases y el ritmo laboral vuelva a su estado normal, en marzo.

Llegó el lunes, tercer día de funcionamiento del nuevo sistema de transporte, y con ese día, el segundo hito crítico. Los medios ya estaban preparando la carnicería. Escuché reportes que incluso hablaban de un posible colapso en el Metro, y para ello tomé las precauciones pertinentes. Revisé mi plano (que es ya parte de los infaltables en mi mochila) y comencé a hacer mis preparativos para un viaje por el día a Valparaíso, para lo cual requería partir desde mi casa (cerca del Parque Intercomunal) hasta el metro Universidad de Santiago.

Partió bien. De hecho, resucitó. La troncal 501, la cual el sábado falló estrepitosamente, pasó con frecuencias casi impensadas (una cada aproximadamente 3-4 minutos). Muchos sospechaban que lo que ocurrió el sábado fue obra de las manos oscuras del Sr. Manuel Navarrete, y, en un claro compromiso de mi imparcialidad, les creo a cabalidad. Como siempre pasa en este país, quienes tienen prontuario son quienes más tendencia tienen a delinquir.

Tomé la 501 y llegué bastante rápido a mi primer trasbordo: Bilbao con Tobalaba. La escena parecía repetirse: Gente desinformada y muchachos de verde ayudándolos. Ingresé a la estación Bilbao, para encontrarme con que el andén dirección Tobalaba estaba con mayor cantidad de gente que antes.

Al subirme, noté que el vagón iba aún más cargado que en los tiempos del sistema antiguo, por eso, el hecho de que no me agradan las multitudes, y el hecho de que ya había hecho antes el transbordo en Tobalaba, me fui bastante atrás en el tren.

Quizás por eso es que no me sorprendió de que hubiera un cúmulo de gente esperando poder subir por la escalera que llevaba a la linea 1. Subí la escalera que quedaba al final del andén, hice la conexión, llegué al andén dirección San Pablo, en donde noté que los trenes llevaban unos distintivos que me confundieron. No sabía si era por inauguración o por celebración del 12 de Febrero.

Y ahí me llevé mi primera sorpresa: Aproximadamente a las 8:30 de la mañana, el Metro... tenía espacio. Y harto. Incluso habían asientos desocupados. Me pareció raro. Dejé pasar el tren. No pasaron 3 minutos cuando llegó el siguiente, en similares condiciones.

Placentero es el calificativo que pondría al viaje en metro. Incluso en estaciones históricamente críticas en términos de abordaje de pasajeros, como Baquedano, Universidad de Chile y Los Héroes la cantidad de gente que entraba y salía del tren era poca.

Mientras estaba en Valparaíso, fui dateado de que estaba la embarrada y media en Escuela Militar. Si, estimado(a) lector, los Porteños nos tienen lástima por ser usados como "conejillos de indias". El dato fue confirmado por un titular del diario La Segunda que vi en un quiosco en 1 Norte, antes de tomar el bus de regreso a casa en el terminal de Viña.

Al llegar de vuelta a Santiago, mi travesía por las lineas 1 y 4 de regreso a casa fueron igual que en la mañana. Al llegar a Bilbao con Tobalaba, decidí tomar un bus local, pero me equivoqué (primer error de apreciación que he tenido en todo el proceso) y tomé uno que sube por Bilbao, y luego por Vespucio hasta Escuela Militar. Decidí aprovechar la ocasión y ver con mis propios ojos qué tan grave era la situación allá (incluso se hablaba de pugilatos entre pasajeros de buses).

Al llegar al lugar, aproximadamente a las 7 de la tarde, el caos del cual hablaban no era tal. Estaban instalando los últimos elementos de señalética en los paraderos, y la gente esperaba micro en total tranquilidad. Eso sí la tónica de la desinformación por parte de los pasajeros seguía.

Datos:
  • Cuando una micro troncal lleva la letra "e" junto a su recorrido, es un recorrido expreso. Se supone que para sólo en paraderos grandes (no estoy seguro si es sólo en electrocardogramas)
  • Hace poco me encontré con una encuesta online en la cual se pregunta cuánto tiempo pasará hasta que nos acostumbremos al Transantiago. Mi respuesta: 2 meses.
Fotos del tercer día: http://picasaweb.google.com/mechonbarsa/ColapsantiagoSegundoHitoCrTico

10 de febrero de 2007

The Barsa Report: Colapsantiago, Día Cero.

"Realmente... es como las weas este material... pero bueno a la larga. A la larga es bueno."
Iván "Profesor Rossa" Arenas.

Como prometí ayer, hoy aproveché mi talento periodístico (tengo 1/4 de periodista, ya que uno de mis abuelos lo fue) y salí a la calle a conocer el Transantiago, pero no lo hice así no más.

Tenía planificado 3 recorridos: Dos para ir desde mi casa (al lado del Parque Intercomunal) a la pega (en Escuela Militar), y uno directo para ir a la Escuela (en el sector del Parque O'Higgins). La gracia principal estaba en que el recorrido hacia la Escuela no es tan directo. Consiste en una micro troncal (501) que me deja en Lord Cochrane, a 7 cuadras de mi lugar de estudios. 7 cuadras para mí es una distancia más que caminable.

Quise partir con ese recorrido. Y con esa expectativa, llegué al paradero, donde ya había gente esperando, y según comentaban, hacía rato ya.

"Pasó una como hace 10 minutos, pero no paró porque venía copada" decía una señora presente en el lugar. Hubo un par de recambios de personas, ya que la gente que allí estaba esperando la 501 la esperaba más que todo para llegar al Metro, cosa que podían hacer perfectamente tomando una micro local adecuada. De hecho yo era el único que me quedaba esperando la 501 ahí.

Ya había pasado 1 hora y 10 minutos y habían pasado 2 micros troncales 501, copadas, casi con gente colgando de las puertas. En esto hay que consignar una cosa: Como se habrán dado cuenta, hay micros nuevas (100% Pure Transantiago) y micros antiguas pintadas con los nuevos colores. Yo les llamo a estas las "Pimp my Micro" en alusión al programa de tuneamiento de autos de MTV. Las micros troncales 100% Pure Transantiago pasan sólo por Apoquindo, en lo que concierne el sector oriente al menos. Las micros 501 son versiones "Pimp my Micro" y en muy mal estado. Los recorridos están pintados sobre el vidrio y son verdaderos guáteres con ruedas.

Me aburrí, y decidí hacer uno de mis recorridos hacia la pega: Bajar por Bilbao hasta Vespucio y hacer trasbordo hasta Escuela Militar. Ahí se puso un poco mejor la cosa. La frecuencia de las micros locales era bastante mayor a la de sus primas troncales. Pero igual las esperas eran considerables. Y la gente está muy desinformada. Aproveché que andaba con plano en mano (y el hecho de que mi polera confundía a la gente) de ayudarlos un poco con los recorridos.

Llegando a Escuela Militar, la cosa era un poco más normal: Habían micros en los paraderos, tanto locales como troncales. Los paraderos tienen una forma muy especial. Por eso los bauticé como Electrocardiogramas. Estando en el electrocardiograma sur de Escuela Militar, me subí de inmediato a una micro troncal para probar el viaje de vuelta de la pega: Subir por Apoquindo hasta Tomás Moro y luego bajar por esa calle hasta Bilbao (completando el circuito).

El recorrido hasta Tomás Moro estuvo bien, pero en Tomás Moro la cosa se puso algo difícil. La micro se demoraba en pasar y el paradero estaba lleno de gente. Por consiguiente la micro local que tomé en él se llenó.

Al terminar la vuelta, decidí hacer la prueba pero al revés, o sea, subiendo por Tomás Moro hasta Apoquindo y luego bajar por ahí hasta Escuela Militar. Casi el mismo viaje, cosa de poder ir a dar una vuelta en el Metro. El plan era bajar hasta estación Tobalaba, tomar la linea 4 y llegar a Estación Bilbao, para desde ahí retomar mi plan original de tomar la 501 hasta la Escuela.

A decir verdad, para ser un sábado, parecía (sobre todo en estación Tobalaba) un día normal. Había mucha gente, y eso que muchos andan de vacaciones.

Finalmente llegué a Estación Bilbao, caminé hasta el siguiente paradero al oeste, y luego de 20 minutos de espera, apareció la 501. Mi ingenuidad al pensar de que toda la gente se iba a bajar en el Metro me reventó en la cara al ver de que la 501 venía aún más llena que cuando traté de tomarla más al oriente en Bilbao.

Con la cola entre las piernas, pero satisfecho por un buen paseo, volví a casa... en una micro local.

Conclusiones:
  • La gente está mucho más desinformada de lo que esperaba. Lección para el Gobierno: Ni trayendo a Beckham van a informar mejor acerca del plan a la gente. Piensen mejor.
  • Ovación para Carabineros. A pesar de que no era su pega, se esmeraron en ayudar a la ciudadanía a llegar a destino.
  • A Transantiago revuelto, ganancia de taxistas. La gente tendía a aburrirse en los paraderos y prefería irse en taxi a destino.
  • La verdadera prueba viene en marzo. Espero estén preparados.
Saludos a todos. Si quieren ver más fotos, visiten http://picasaweb.google.com/mechonbarsa/ColapsantiagoDACero

9 de febrero de 2007

Servicio al Cliente de Clase Mundial

Y bien. No hay plazo que no se cumpla. Mañana comienza el mayor cambio en el estilo de vida de la ciudad. Comienza el plan Transantiago, con muchas críticas, mucha fe por parte de las autoridades (se pusieron un 7 en la prueba realizada el fin de semana pasado los frescos de raja), pero mañana se sabrá cómo funciona, y si funciona bien.

Pues bien, hay algo de lo que sí ya sabemos acerca del sistema, y es lo que concierne al servicio al cliente. Ayer yo consulté via la página web acerca de cuál es la posibilidad de que hayan buses funcionando de noche. Lo divertido es que Raúl tuvo la misma duda y llamó por teléfono al número 800 que ofrece el sistema:

Raúl: Aló?
Telefonista Transantiago: Servicio de Información Transantiago Informa, muy buenas tardes, usted habla con ---------, con quien tengo el gusto?
R: quisiera saber si en alguna parte de la pagina salen los horarios de los recorridos.
T: No, esa información la tenemos nosotros solamente, sabe el recorrido?
R: No.
T: Sin el recorrido no puedo ayudarle, averiguelo y después llama...

Colgaron. Rato después Raúl vuelve a llamar:

R: Alo?
T: Servicio de Información Transantiago Informa, muy buenas tardes, usted habla con ---------, con quien tengo el gusto?
R: quisiera saber el horario de los recorridos 501 y 505 por favor
T: espere en linea por favor...
....
T: No tenemos esa información, debe fijarse en el bus mismo y si este tiene una "N" entonces es porque funciona toda la noche
R: Como puedo saber eso sin ir a ver pasar los buses el sábado?
T: No se puede de otra manera que no sea esa, adiós!

¿Y qué me contestaron a mí? Una respuesta completamente entendible a la primera:

Mechón Barsa: Estimados: En la sección "Preguntas Frecuentes" de vuestro sitio, responden que la implementación de recorridos nocturna se hará en sectores estimados como necesarios. ¿Cuándo y dónde se informará de cuáles sectores son esos? Gracias.

Transantiago Informa: "La frecuencia será: 1 bus cada 5 minutos aprox. en hora punta 1 bus cada 18 minutos aprox fuera punta Una vez estabilizado el sistema se conocerá con precisión las frecuencias Horario punta Lunes a viernes: 06:00 a 08:30 mañana 12:30 a 14:00 mediodía 17:30 a 20:00 tarde Horario de transición Lunes a viernes: 08:30 a 09:30 mañana 20:00 a 21:00 tarde 23:00 a 00:00 nocturno 05:30 a 06:30 nocturno Horario fuera punta Lunes a viernes 09:30 a 12:30 mañana 14:00 a 17:30 tarde 21:00 a 23:00 nocturno Horario Nocturno Lunes a viernes: 00:00 a 05:30 Hrs Sábado 00:00 a 05:30 sábado nocturno 05:30 a 06:30 transición sábado mañana 06:30 a 20:30 horario normal 20:30 a 23:00 transición nocturno 23:00 a 00:00 nocturno Domingos y Festivos 00:00 a 05:30 domingo nocturno 05:30 a 09:30 transición domingo mañana 09:30 a 21:00 horario normal 21:00 a 23:00 transición nocturno 23:00 a 05:30 nocturno".

Un servicio al cliente... de clase mundial ¿no creen?. Mañana saldré a conocer el sistema. Prometo hacer un reporte por acá.

3 de enero de 2007

A prepararse!!!

Inspirado por el post de Daniel y por las últimas informaciones (no las donde aparece Iván Zamorano o el ministro Espejo, sino las de verdad), hice este pequeño aporte:

Prepárense para Colapsantiago.

PD: Feliz Segundo Aniversario, BarsaLOG.