24 de febrero de 2007

Una Solución Ciudadana para el Colapsantiago.

"Todos, sin excepción, debemos hacer nuestro mejor esfuerzo y sobre esta base creo que podemos ser optimistas"
Michelle Bachelet, en un discurso sobre el Transantiago,
al volver de sus vacaciones.

Continúo con mis posts dentro de la serie Colapsantiago, con una pequeña anécdota que me ocurrió el jueves recién pasado, pero que no hace más que confirmar que, los condoros del sistema, los puede arreglar cualquiera.

Estaba yo saliendo de mi pega (ubicada en el sector de Escuela Militar) y me dirigía al paradero para tomar el bus hacia Tomás Moro y hacer el trasbordo hasta mi casa1.

En esto llega una micro troncal, pero sin indicador alguno. No tenía número de linea ni destino. Al aproximarse al paradero y detenerse, recién se alcanza a ver una improvisada hoja de cuaderno que dice "C02".

Ese día la empresa RedBus tuvo paro de choferes. Por lo tanto el improvisado bus local estaba para cubrir la deficiencia de transporte hacia el sector de San Carlos de Apoquindo, destino final de la linea en cuestión.

Se sube un grupo de gente, y yo al final. Iba subiendo y uno de los "chicos lima/limón" (los monitores de Transantiago en los paraderos) me dijo: "¿Tú vas a San Carlos de Apoquindo? Sí, si vas. Ayuda a este chofer a llegar a destino por fa" y me pasa un plano de la zona C del Transantiago para esos efectos.

Se preguntarán ustedes: ¿Pero cómo tan barsa? (valga la redundancia). A decir verdad, si bien no me dejaron tiempo de respuesta, podría hacer uso de mi formidable capacidad de ubicación para ayudar al pobre chofer que no sabía ni siquiera dónde estaba parado, lo que explicaré más adelante. Además, eran las 18:30 y no tenía nada más que hacer después de un día de trabajo.

Así que me quedé con el chofer, y sin pasar mi tarjeta Bip por el validador (mínimo considerando que estaba haciéndoles un servicio) y mientras lo guiaba por el recorrido de la linea C02 entre Escuela Militar y su destino final (que, ojo, a diferencia de lo que sale en los planos, en realidad es en la Universidad Los Andes) conversé con él.

Resulta que este pobre chofer fue reasignado temporalmente para cubrir el recorrido que la gente de la empresa RedBus dejó sin buses por el paro. Originalmente él lleva su bus en un recorrido troncal en San Bernardo, y jamás estuvo en Las Condes.

Mientras le decía dónde parar y por dónde irse, yo charlaba con el chofer. Me contaba algunas cosas, como lo buenos que son los nuevos buses para manejar, el peso de encima que se les quita a los choferes por el hecho de no tener que preocuparse de contar monedas, y me confirmó que llegarán nuevos buses antes de marzo. También me contaba de que ya había hecho el recorrido un rato antes, pero que su improvisado ayudante de aquél entonces (antecesor mío) lo llevó por cualquier parte hasta destino.

Con ayuda de algunos trabajadores de la construcción que tenían su lugar de trabajo al lado del terminal, me enteré que el terminal de la linea C02 no está en la entrada al Estadio San Carlos de Apoquindo, como indica el mapa oficial del Transantiago, sino que en la Universidad Los Andes, 5 cuadras más al sur.

Finalmente llegamos a destino. Muy agradecido, el chofer le avisó a uno de sus colegas que iba saliendo a Escuela Militar de que me llevara gratis en su bus. Finalmente mi viaje a casa empezaba.

Al llegar a Tomás Moro con Apoquindo, me bajé y me fui caminando hasta mi casa, sabiendo de que no iban a pasar micros por el paro, pero con... ¿La satisfacción de ayudar al necesitado?... más bien, con la satisfacción de cachiporrearme una vez más de mis habilidades de ubicación.... ja. A lo mejor a eso se refería mami Michelle cuando decía que todos debemos poner de nuestra parte.

Saludos a todos y prepárense para marzo. Ahí se viene la diversión.

1: Aviso para la gente de RedBus: No miren numeros ni estadísticas. En Tomás Moro simplemente no pasan suficientes micros.

21 de febrero de 2007

*azo

Ahora último he pensado mucho en el sufijo "azo". Se usa bastante, sobre todo para referirse a condoros o situaciones vergonzosas. Decidí hacer un ejercicio mental y sacar los que se me ocurran.

Y vamos con la lista:

Barsazo: La expresión máxima de la antidiplomacia. Es un comentario punzante dicho en forma absolutamente displicente de quien lo escuche. Provoca ronchas al principio, pero en el largo plazo trae enormes beneficios.
Depassierazo: Mentir descaradamente en el currículum (a propósito, yo tengo estudios en Ingeniería. No soy Ingeniero).
Boloccazo: Mostrar el poto, pero con clase.
Lucianazo: Mostrar las tetas así como diciendo "Oops! Se me salieron".
Panchazo: "Reunión de avance" donde el jefe no sólo critica descarnadamente tu trabajo, sino que también te agrede verbalmente y te tira papeles a la cara (Si, hablamos de un "Pancho").
Pantallazo: Foto de la pantalla (screenshot) del escritorio de tu computador. A veces también aplica cuando le avientas un monitor a alguien en la cara en señal de desagrado.
Nayazo: Dicho que califica como "Frase del Día" (no confundir con "Grandes Pensadores"). El término fue acuñado el 2003 cuando fui parte de la directiva del CADCC, dado que alguien se mandaba frases para el bronce con frecuencia.
Bridezillazo: Mandato de alguna novia bruja que quiere todo perfecto... (aka Bridezilla).
Maraquenazo: Por favor... la peste farandulera no me interesa en lo absoluto.
Moreirazo: Cualquier cabeza de pescado que sale de la boca de Iván Moreira.
Telefonazo: La definición de este término es confusa, sobre todo considerando que se usa dentro de la frase "Pégame un telefonazo": A veces se usa para solicitar una llamada de vuelta, otras para que el aludido le lance un teléfono a la cabeza de su interlocutor.
Coletazo: Dícese de cualquier pelea entre el Gobierno + Concertación y la Alianza.

Si a Usted, amigo(a) lector(a) se le ocurre algun otro, comente.

16 de febrero de 2007

The Barsa Report: Colapsantiago, Segundo Punto Crítico.

"Al tercer día resucitó de entre los muertos."
Credo Católico.

Mi amigo Raúl me comentaba la otra vez que el Transantiago tendría 3 hitos críticos: Uno cuando comenzara a funcionar el sábado, el segundo en el primer día laboral en el que funcionaría y el tercero cuando los escolares entren a clases y el ritmo laboral vuelva a su estado normal, en marzo.

Llegó el lunes, tercer día de funcionamiento del nuevo sistema de transporte, y con ese día, el segundo hito crítico. Los medios ya estaban preparando la carnicería. Escuché reportes que incluso hablaban de un posible colapso en el Metro, y para ello tomé las precauciones pertinentes. Revisé mi plano (que es ya parte de los infaltables en mi mochila) y comencé a hacer mis preparativos para un viaje por el día a Valparaíso, para lo cual requería partir desde mi casa (cerca del Parque Intercomunal) hasta el metro Universidad de Santiago.

Partió bien. De hecho, resucitó. La troncal 501, la cual el sábado falló estrepitosamente, pasó con frecuencias casi impensadas (una cada aproximadamente 3-4 minutos). Muchos sospechaban que lo que ocurrió el sábado fue obra de las manos oscuras del Sr. Manuel Navarrete, y, en un claro compromiso de mi imparcialidad, les creo a cabalidad. Como siempre pasa en este país, quienes tienen prontuario son quienes más tendencia tienen a delinquir.

Tomé la 501 y llegué bastante rápido a mi primer trasbordo: Bilbao con Tobalaba. La escena parecía repetirse: Gente desinformada y muchachos de verde ayudándolos. Ingresé a la estación Bilbao, para encontrarme con que el andén dirección Tobalaba estaba con mayor cantidad de gente que antes.

Al subirme, noté que el vagón iba aún más cargado que en los tiempos del sistema antiguo, por eso, el hecho de que no me agradan las multitudes, y el hecho de que ya había hecho antes el transbordo en Tobalaba, me fui bastante atrás en el tren.

Quizás por eso es que no me sorprendió de que hubiera un cúmulo de gente esperando poder subir por la escalera que llevaba a la linea 1. Subí la escalera que quedaba al final del andén, hice la conexión, llegué al andén dirección San Pablo, en donde noté que los trenes llevaban unos distintivos que me confundieron. No sabía si era por inauguración o por celebración del 12 de Febrero.

Y ahí me llevé mi primera sorpresa: Aproximadamente a las 8:30 de la mañana, el Metro... tenía espacio. Y harto. Incluso habían asientos desocupados. Me pareció raro. Dejé pasar el tren. No pasaron 3 minutos cuando llegó el siguiente, en similares condiciones.

Placentero es el calificativo que pondría al viaje en metro. Incluso en estaciones históricamente críticas en términos de abordaje de pasajeros, como Baquedano, Universidad de Chile y Los Héroes la cantidad de gente que entraba y salía del tren era poca.

Mientras estaba en Valparaíso, fui dateado de que estaba la embarrada y media en Escuela Militar. Si, estimado(a) lector, los Porteños nos tienen lástima por ser usados como "conejillos de indias". El dato fue confirmado por un titular del diario La Segunda que vi en un quiosco en 1 Norte, antes de tomar el bus de regreso a casa en el terminal de Viña.

Al llegar de vuelta a Santiago, mi travesía por las lineas 1 y 4 de regreso a casa fueron igual que en la mañana. Al llegar a Bilbao con Tobalaba, decidí tomar un bus local, pero me equivoqué (primer error de apreciación que he tenido en todo el proceso) y tomé uno que sube por Bilbao, y luego por Vespucio hasta Escuela Militar. Decidí aprovechar la ocasión y ver con mis propios ojos qué tan grave era la situación allá (incluso se hablaba de pugilatos entre pasajeros de buses).

Al llegar al lugar, aproximadamente a las 7 de la tarde, el caos del cual hablaban no era tal. Estaban instalando los últimos elementos de señalética en los paraderos, y la gente esperaba micro en total tranquilidad. Eso sí la tónica de la desinformación por parte de los pasajeros seguía.

Datos:
  • Cuando una micro troncal lleva la letra "e" junto a su recorrido, es un recorrido expreso. Se supone que para sólo en paraderos grandes (no estoy seguro si es sólo en electrocardogramas)
  • Hace poco me encontré con una encuesta online en la cual se pregunta cuánto tiempo pasará hasta que nos acostumbremos al Transantiago. Mi respuesta: 2 meses.
Fotos del tercer día: http://picasaweb.google.com/mechonbarsa/ColapsantiagoSegundoHitoCrTico

10 de febrero de 2007

The Barsa Report: Colapsantiago, Día Cero.

"Realmente... es como las weas este material... pero bueno a la larga. A la larga es bueno."
Iván "Profesor Rossa" Arenas.

Como prometí ayer, hoy aproveché mi talento periodístico (tengo 1/4 de periodista, ya que uno de mis abuelos lo fue) y salí a la calle a conocer el Transantiago, pero no lo hice así no más.

Tenía planificado 3 recorridos: Dos para ir desde mi casa (al lado del Parque Intercomunal) a la pega (en Escuela Militar), y uno directo para ir a la Escuela (en el sector del Parque O'Higgins). La gracia principal estaba en que el recorrido hacia la Escuela no es tan directo. Consiste en una micro troncal (501) que me deja en Lord Cochrane, a 7 cuadras de mi lugar de estudios. 7 cuadras para mí es una distancia más que caminable.

Quise partir con ese recorrido. Y con esa expectativa, llegué al paradero, donde ya había gente esperando, y según comentaban, hacía rato ya.

"Pasó una como hace 10 minutos, pero no paró porque venía copada" decía una señora presente en el lugar. Hubo un par de recambios de personas, ya que la gente que allí estaba esperando la 501 la esperaba más que todo para llegar al Metro, cosa que podían hacer perfectamente tomando una micro local adecuada. De hecho yo era el único que me quedaba esperando la 501 ahí.

Ya había pasado 1 hora y 10 minutos y habían pasado 2 micros troncales 501, copadas, casi con gente colgando de las puertas. En esto hay que consignar una cosa: Como se habrán dado cuenta, hay micros nuevas (100% Pure Transantiago) y micros antiguas pintadas con los nuevos colores. Yo les llamo a estas las "Pimp my Micro" en alusión al programa de tuneamiento de autos de MTV. Las micros troncales 100% Pure Transantiago pasan sólo por Apoquindo, en lo que concierne el sector oriente al menos. Las micros 501 son versiones "Pimp my Micro" y en muy mal estado. Los recorridos están pintados sobre el vidrio y son verdaderos guáteres con ruedas.

Me aburrí, y decidí hacer uno de mis recorridos hacia la pega: Bajar por Bilbao hasta Vespucio y hacer trasbordo hasta Escuela Militar. Ahí se puso un poco mejor la cosa. La frecuencia de las micros locales era bastante mayor a la de sus primas troncales. Pero igual las esperas eran considerables. Y la gente está muy desinformada. Aproveché que andaba con plano en mano (y el hecho de que mi polera confundía a la gente) de ayudarlos un poco con los recorridos.

Llegando a Escuela Militar, la cosa era un poco más normal: Habían micros en los paraderos, tanto locales como troncales. Los paraderos tienen una forma muy especial. Por eso los bauticé como Electrocardiogramas. Estando en el electrocardiograma sur de Escuela Militar, me subí de inmediato a una micro troncal para probar el viaje de vuelta de la pega: Subir por Apoquindo hasta Tomás Moro y luego bajar por esa calle hasta Bilbao (completando el circuito).

El recorrido hasta Tomás Moro estuvo bien, pero en Tomás Moro la cosa se puso algo difícil. La micro se demoraba en pasar y el paradero estaba lleno de gente. Por consiguiente la micro local que tomé en él se llenó.

Al terminar la vuelta, decidí hacer la prueba pero al revés, o sea, subiendo por Tomás Moro hasta Apoquindo y luego bajar por ahí hasta Escuela Militar. Casi el mismo viaje, cosa de poder ir a dar una vuelta en el Metro. El plan era bajar hasta estación Tobalaba, tomar la linea 4 y llegar a Estación Bilbao, para desde ahí retomar mi plan original de tomar la 501 hasta la Escuela.

A decir verdad, para ser un sábado, parecía (sobre todo en estación Tobalaba) un día normal. Había mucha gente, y eso que muchos andan de vacaciones.

Finalmente llegué a Estación Bilbao, caminé hasta el siguiente paradero al oeste, y luego de 20 minutos de espera, apareció la 501. Mi ingenuidad al pensar de que toda la gente se iba a bajar en el Metro me reventó en la cara al ver de que la 501 venía aún más llena que cuando traté de tomarla más al oriente en Bilbao.

Con la cola entre las piernas, pero satisfecho por un buen paseo, volví a casa... en una micro local.

Conclusiones:
  • La gente está mucho más desinformada de lo que esperaba. Lección para el Gobierno: Ni trayendo a Beckham van a informar mejor acerca del plan a la gente. Piensen mejor.
  • Ovación para Carabineros. A pesar de que no era su pega, se esmeraron en ayudar a la ciudadanía a llegar a destino.
  • A Transantiago revuelto, ganancia de taxistas. La gente tendía a aburrirse en los paraderos y prefería irse en taxi a destino.
  • La verdadera prueba viene en marzo. Espero estén preparados.
Saludos a todos. Si quieren ver más fotos, visiten http://picasaweb.google.com/mechonbarsa/ColapsantiagoDACero

9 de febrero de 2007

Servicio al Cliente de Clase Mundial

Y bien. No hay plazo que no se cumpla. Mañana comienza el mayor cambio en el estilo de vida de la ciudad. Comienza el plan Transantiago, con muchas críticas, mucha fe por parte de las autoridades (se pusieron un 7 en la prueba realizada el fin de semana pasado los frescos de raja), pero mañana se sabrá cómo funciona, y si funciona bien.

Pues bien, hay algo de lo que sí ya sabemos acerca del sistema, y es lo que concierne al servicio al cliente. Ayer yo consulté via la página web acerca de cuál es la posibilidad de que hayan buses funcionando de noche. Lo divertido es que Raúl tuvo la misma duda y llamó por teléfono al número 800 que ofrece el sistema:

Raúl: Aló?
Telefonista Transantiago: Servicio de Información Transantiago Informa, muy buenas tardes, usted habla con ---------, con quien tengo el gusto?
R: quisiera saber si en alguna parte de la pagina salen los horarios de los recorridos.
T: No, esa información la tenemos nosotros solamente, sabe el recorrido?
R: No.
T: Sin el recorrido no puedo ayudarle, averiguelo y después llama...

Colgaron. Rato después Raúl vuelve a llamar:

R: Alo?
T: Servicio de Información Transantiago Informa, muy buenas tardes, usted habla con ---------, con quien tengo el gusto?
R: quisiera saber el horario de los recorridos 501 y 505 por favor
T: espere en linea por favor...
....
T: No tenemos esa información, debe fijarse en el bus mismo y si este tiene una "N" entonces es porque funciona toda la noche
R: Como puedo saber eso sin ir a ver pasar los buses el sábado?
T: No se puede de otra manera que no sea esa, adiós!

¿Y qué me contestaron a mí? Una respuesta completamente entendible a la primera:

Mechón Barsa: Estimados: En la sección "Preguntas Frecuentes" de vuestro sitio, responden que la implementación de recorridos nocturna se hará en sectores estimados como necesarios. ¿Cuándo y dónde se informará de cuáles sectores son esos? Gracias.

Transantiago Informa: "La frecuencia será: 1 bus cada 5 minutos aprox. en hora punta 1 bus cada 18 minutos aprox fuera punta Una vez estabilizado el sistema se conocerá con precisión las frecuencias Horario punta Lunes a viernes: 06:00 a 08:30 mañana 12:30 a 14:00 mediodía 17:30 a 20:00 tarde Horario de transición Lunes a viernes: 08:30 a 09:30 mañana 20:00 a 21:00 tarde 23:00 a 00:00 nocturno 05:30 a 06:30 nocturno Horario fuera punta Lunes a viernes 09:30 a 12:30 mañana 14:00 a 17:30 tarde 21:00 a 23:00 nocturno Horario Nocturno Lunes a viernes: 00:00 a 05:30 Hrs Sábado 00:00 a 05:30 sábado nocturno 05:30 a 06:30 transición sábado mañana 06:30 a 20:30 horario normal 20:30 a 23:00 transición nocturno 23:00 a 00:00 nocturno Domingos y Festivos 00:00 a 05:30 domingo nocturno 05:30 a 09:30 transición domingo mañana 09:30 a 21:00 horario normal 21:00 a 23:00 transición nocturno 23:00 a 05:30 nocturno".

Un servicio al cliente... de clase mundial ¿no creen?. Mañana saldré a conocer el sistema. Prometo hacer un reporte por acá.