16 de febrero de 2007

The Barsa Report: Colapsantiago, Segundo Punto Crítico.

"Al tercer día resucitó de entre los muertos."
Credo Católico.

Mi amigo Raúl me comentaba la otra vez que el Transantiago tendría 3 hitos críticos: Uno cuando comenzara a funcionar el sábado, el segundo en el primer día laboral en el que funcionaría y el tercero cuando los escolares entren a clases y el ritmo laboral vuelva a su estado normal, en marzo.

Llegó el lunes, tercer día de funcionamiento del nuevo sistema de transporte, y con ese día, el segundo hito crítico. Los medios ya estaban preparando la carnicería. Escuché reportes que incluso hablaban de un posible colapso en el Metro, y para ello tomé las precauciones pertinentes. Revisé mi plano (que es ya parte de los infaltables en mi mochila) y comencé a hacer mis preparativos para un viaje por el día a Valparaíso, para lo cual requería partir desde mi casa (cerca del Parque Intercomunal) hasta el metro Universidad de Santiago.

Partió bien. De hecho, resucitó. La troncal 501, la cual el sábado falló estrepitosamente, pasó con frecuencias casi impensadas (una cada aproximadamente 3-4 minutos). Muchos sospechaban que lo que ocurrió el sábado fue obra de las manos oscuras del Sr. Manuel Navarrete, y, en un claro compromiso de mi imparcialidad, les creo a cabalidad. Como siempre pasa en este país, quienes tienen prontuario son quienes más tendencia tienen a delinquir.

Tomé la 501 y llegué bastante rápido a mi primer trasbordo: Bilbao con Tobalaba. La escena parecía repetirse: Gente desinformada y muchachos de verde ayudándolos. Ingresé a la estación Bilbao, para encontrarme con que el andén dirección Tobalaba estaba con mayor cantidad de gente que antes.

Al subirme, noté que el vagón iba aún más cargado que en los tiempos del sistema antiguo, por eso, el hecho de que no me agradan las multitudes, y el hecho de que ya había hecho antes el transbordo en Tobalaba, me fui bastante atrás en el tren.

Quizás por eso es que no me sorprendió de que hubiera un cúmulo de gente esperando poder subir por la escalera que llevaba a la linea 1. Subí la escalera que quedaba al final del andén, hice la conexión, llegué al andén dirección San Pablo, en donde noté que los trenes llevaban unos distintivos que me confundieron. No sabía si era por inauguración o por celebración del 12 de Febrero.

Y ahí me llevé mi primera sorpresa: Aproximadamente a las 8:30 de la mañana, el Metro... tenía espacio. Y harto. Incluso habían asientos desocupados. Me pareció raro. Dejé pasar el tren. No pasaron 3 minutos cuando llegó el siguiente, en similares condiciones.

Placentero es el calificativo que pondría al viaje en metro. Incluso en estaciones históricamente críticas en términos de abordaje de pasajeros, como Baquedano, Universidad de Chile y Los Héroes la cantidad de gente que entraba y salía del tren era poca.

Mientras estaba en Valparaíso, fui dateado de que estaba la embarrada y media en Escuela Militar. Si, estimado(a) lector, los Porteños nos tienen lástima por ser usados como "conejillos de indias". El dato fue confirmado por un titular del diario La Segunda que vi en un quiosco en 1 Norte, antes de tomar el bus de regreso a casa en el terminal de Viña.

Al llegar de vuelta a Santiago, mi travesía por las lineas 1 y 4 de regreso a casa fueron igual que en la mañana. Al llegar a Bilbao con Tobalaba, decidí tomar un bus local, pero me equivoqué (primer error de apreciación que he tenido en todo el proceso) y tomé uno que sube por Bilbao, y luego por Vespucio hasta Escuela Militar. Decidí aprovechar la ocasión y ver con mis propios ojos qué tan grave era la situación allá (incluso se hablaba de pugilatos entre pasajeros de buses).

Al llegar al lugar, aproximadamente a las 7 de la tarde, el caos del cual hablaban no era tal. Estaban instalando los últimos elementos de señalética en los paraderos, y la gente esperaba micro en total tranquilidad. Eso sí la tónica de la desinformación por parte de los pasajeros seguía.

Datos:
  • Cuando una micro troncal lleva la letra "e" junto a su recorrido, es un recorrido expreso. Se supone que para sólo en paraderos grandes (no estoy seguro si es sólo en electrocardogramas)
  • Hace poco me encontré con una encuesta online en la cual se pregunta cuánto tiempo pasará hasta que nos acostumbremos al Transantiago. Mi respuesta: 2 meses.
Fotos del tercer día: http://picasaweb.google.com/mechonbarsa/ColapsantiagoSegundoHitoCrTico

2 comentarios:

BaDger dijo...

Buen reporte...

osea... al fin se esta ajustando? me parece bien



Estuve conversanco con un compañero colombiano y me dijo que en Bogotá demoraron meses en acostumbrarse al nuevo sistema (por culpa de los desinformados), y en realidad ellos no integraron el sistema de transporte, lo único que se hizo fue crear una red de buses para simular una red estilo metro, nada mas =)

Asi que paciencia noma

Viole dijo...

NO ME DIGA NADA!!!

Troncal 103 dell'orto... pasan como 5 seguidas, no para ninguna, y dp 30 minutos sin pasar. He recurrido a tomar taxis con otras personas (dividiéndonos el pago, of course) y, lo más sano, a caminar... porque las pocas veces que he logrado tomarla salgo más acalorada que el chavo y con una fetidez horrible en la nariz.

Y ésa es mi experiencia... adelante estudios, y a esperar marzo =S

Saludotes!!!