7 de octubre de 2007

Mi falta de visión.

Quiero, con este post, pedir disculpas públicamente al Gobierno. Mi absoluta falta de visión y mis críticas absolutamente faltas de criterio y excesivas respecto del plan estrella de transporte público es evidente para mi ahora, y es momento de ser correcto y compensar como se merece a la administración, tanto actual, como anterior.

Verán. Más de alguno se preguntará por qué hablo de falta de visión. Resulta que el Transantiago no es un plan de transporte público. Es un plan de salud pública y bienestar.

"¿Salud pública? Ahora sí que Barsa perdió la cabeza" dirán varios. Pero es verdad. Y les voy a demostrar, con algunos puntos simples, por qué el Transantiago es un plan de salud pública y bienestar:
  • El viajar de pie significa un aumento en la resistencia física.
  • El soportar tanto rato sin que la micro pase, junto con las esperas durante los trasbordos significan una mejora en la resistencia mental.
  • Es importante resistir al calor, sobre todo con el calentamiento global y el verano que se avecina. Por eso el pasar tiempo en un Metro lleno de gente potencia la resistencia al calor.
  • El Transantiago sirve para combatir la flojera que es parte de nuestra idiosincrasia: ¿Han visto a la gente que no entra a los vagones del Metro porque simplemente no hay asientos disponibles?
  • ¿La micro no pasa? Camine. Corra. Trote. Mueva su trasero, baje de peso y siéntase mejor.
¿Se le ocurre a Usted, amigo lector, alguna otra razón por la cual el Transantiago es un aporte para la salud y el bienestar público? Compártala con el BarsaLOG.

2 comentarios:

BaDger dijo...

Promueve la descentralizacion del pais haciendo que la gente se vaya de Santiago pa vivir a regiones.

Carlos Gortaris dijo...

buen ejercicio de sarcasmo, para relajar un poco...

Quiero destacar que dijiste muchas verdades: lo de la flojera colectiva es muy cierto. Obvio que el Transantiago no es para motivar el uso de bicicletas, hacer ejercicio, etc. pero de que es necesario, lo es.

P.D: casi creí el post al principio, jejeje