14 de septiembre de 2010

¿La venganza de los Nerds? (o el fracaso de la Feria Empresarial)

"Todas sus preguntas háganlas en el foro del curso, cosa de que éstas y sus respuestas nos sirvan a todos. Me gusta la colaboración. Este no es un curso industrial."
Cristián Rojas "Injeniero Barsa" durante la introducción a su labor como profesor auxiliar.

Antes de comenzar la Feria Empresarial de la Escuela de Ingeniería, apareció un post en el twitter de un amigo. Este decía:

Se viene la feria empresarial de Beauchef, donde los empleadores buscan alumnos en práctica que lucen así:
Eso me hizo pensar: ¿Habrán mejorado las cosas en la Feria Empresarial, ahora que hay participación activa de estudiantes de Computación en el equipo organizador? ¿o seguirá siendo un fiasco como aquella vez en 2005?

Y la verdad es que sigue siendo un fiasco. Pregunté en U-Cursos cómo había sido la Feria para los muchachos del DCC este año y bastó una sóla respuesta para demostrar que la Feria sigue dejando muchísimo que desear, en lo que a oferta para computines respecta.

Pero ¿por qué que la Feria no es una opción válida para los estudiantes de computación? Podría resumirlo en una razon principal: Las empresas participantes ofrecen cielo, mar y tierra a ingenieros de otras especialidades y migajas a los computines.

Toma una entrevista X, por ejemplo. Si eres estudiante de una especialidad distinta a computación, te ofrecen grandes proyectos, posibilidades de desarrollo personal, capacitaciones, premios por logros, etc. Si eres computín, la oferta consiste en desarrollar un proyecto que quedó medio botado y que ni siquiera el propio departamento de informática de la empresa quiere desarrollar. "Vamos a buscar a un computín de la Chile a que lo haga. A nosotros nos da lata", parecen decir.

¿Es culpa de los organizadores de la Feria? Sí y no. Sí, porque deberían ser un poco más selectivos respecto de las empresas invitadas y exigir beneficios decentes para todas las especialidades cuyos futuros ingenieros buscan. Y no, porque el pensamiento que mencioné al final del párrafo pasado parece ser parte de la mentalidad empresarial de este país. Eso quedó demostrado durante el 2007 cuando fui vicepresidente del CADCC.

Ese año, una transnacional minera nos invitó a representantes de centros de estudiantes de múltiples especialidades de ingeniería a sus oficinas. El expositor nos contaba de qué beneficios significaba ser un ingeniero trainee de la transnacional: "Para los ingenieros químicos, tenemos capacitación, posibilidad de desarrollar la tesis o experimentos aquí, etc...", "para los ingenieros industriales, tenemos programas de desarrollo logístico, opciones de ser managers, etc..." y así sucesivamente. Terminada la lista, y cuando el expositor pasaba al siguiente punto, algo no me cuadraba. Levanté la mano y me atreví a preguntar: "Y para ingenieros en computación ¿qué hay?". El tipo balbuceaba mientras buscaba algo que inventar: "Eeeeeehhhhh... programas de capacitación... eeeehhhh... mira si quieres después me mandas un mail y te cuento, ¿te parece?".

Al principio del artículo hablaba acerca de "aquella vez en 2005". Ese año se me acercó uno de los organizadores de la Feria y me hace pasar al lounge. Sentados allí, con las lindas modelos de NesCafé al lado, el pronto a ser ingeniero civil industrial me pregunta: "Oye, como que los computines no participan mucho en la Feria. ¿Por qué?". En ese tiempo no tenía mucha idea, pero algo cachaba. Le respondí: "La verdad es que la oferta no nos satisface mucho. Además tenemos nuestras redes de contacto para buscar pegas... y la verdad es que la mayor parte del tiempo las empresas no tienen idea de qué es lo que queremos".

Y esa última frase es probablemente lo más importante que quiero recalcar. Los computines de ahora no somos los mismos de hace 15 años. Y tampoco somos los del 2005. Hemos evolucionado. Queremos otras cosas. Ya no somos los gorditos de lentes sentados todo el día enfrente del PC, que nos conformamos con trabajar en una oficina en el sótano con luz incandescente incluso después de la hora de salida.

Veo a los muchachos que están estudiando actualmente en el DCC y me convenzo cada día más de lo mismo. Los cabros ahora se interesan en política, se juntan a tomar, a carretear, a jugar PlayStation, a conversar, a armar asados, a ir al cine, incluso pololean más que antes. Usan Twitter y Facebook, pero también usan otro tipo de redes sociales, las clásicas, las que involucran contacto humano. Siguen teniendo los mismos intereses geek que antes, pero se avergüenzan cada vez menos de tenerlos.

¿Qué busca un computín al entrar a una empresa? He conversado con algunos de ellos y creo que logré hacerme una idea de qué es lo que queremos en una empresa:
  • Proyectos entretenidos, esos que involucran por ejemplo aprender una técnica de desarrollo nueva, un lenguaje nuevo, un desafío mayor, algo que nos entretenga y apasione.
  • Expandirnos a otros aspectos de la ingeniería. ¿Quién dijo que la gestión es un derecho exclusivo de la élite industrial?
  • Flexibilidad. Por decenios nos hemos quedado después de la hora de cierre. ¿No creen que podríamos empezar a salir antes, y por ejemplo hacer otros proyectos personales, quizás leer, tomar cursos, ir a charlas, incluso salir a divertirnos? NOTICIA DE ÚLTIMA HORA: Los computines de hoy tenemos vida socioafectiva, y cada vez más.
  • Innovación, pero no esa innovación de la boca pa' fuera no más. En computación hay muchísimos emprendedores. Nos gusta mucho poner en acción una buena idea.
  • Que se olviden de la corporate crap1. No la compramos, y de hecho, nos sentimos insultados con eso. Córtenla, ¿OK?
  • Que no vean a los departamentos de informática (o TI) como sólo un apoyo para las demases áreas y sean vistos verdaderamente como un área estratégica de la empresa. No sé si se dieron cuenta, pero la computación está prácticamente en todas las áreas productivas de las empresas. Para muestra un botón: Imagínense qué pasa si la conexión a Internet de la empresa se cae durante 1 hora.
Espero les sirva. En este momento no puedo dejar de recordar las reacciones que causó el Barsa Brief. Como dijo Sean Connery2: "Agitemos la hierba para espantar a las serpientes".

Ah, casi lo olvido. Dado que ya es parte del programa de Recursos Humanos (o costumbre de los gerentes) de algunas empresas el hacer un sondeo de sus empleados en las redes sociales, si alguien en mi pega ve este post, lea bien los puntos que señalé y sepa esto: Por algo llevo más de un año en la empresa, y quiero estar allí mucho tiempo más ;)

1: Corporate crap es el clásico discurso del management, lleno de buzzwords.
2: En la película "Sol Naciente"

5 comentarios:

Alejandra dijo...

Es una lastima, en otras carreras pasan cosas similares. En la Feria Empresarial de FEN, todas las ofertas de trabajo son para la gente de la mención administración, para los economistas casi nada o trabajos por "vocación" (lease trabajar gratis por la "experiencia")

Creo que la mayor parte de la responsabilidad de estas situaciones son de la organización de las ferias, no cuesta nada contactar a un par de empresas dedicadas al área informática que sepan valorar lo que significa un ing. de la U de Chile o en el caso de FEN a alguna institución publica o consultora especializada en temas económicos, es algo de visión y voluntad.

-=[H^2]=- dijo...

Hay varias cosas en las que estoy de acuerdo contigo, de hecho, la imagen del computin gordito sentado detras del teclado y que no habla con absolutamente nadie, fue tema de discusión en una clase con Benguria.

El asunto de las ofertas pobres en las empresas tiene que ver con 2 factores super interesantes:

1. Lo que tu dices que las áreas de TI estan consideradas como areas de apoyo y no como un core.

2. Que los encargados de reclutamiento y recursos humanos juran de guata que lo unico que saben hacer los profesionales del área de la computación, es programar.

El problema es que nadie se da el trabajo de decir: "sabes, yo si se hacer desarrollo, pero se muchas otras cosas más y si quisiera dedicarme nada mas al development, no habria estudiado una carrera de 12 semestres." y tampoco existe el interés por descubrir que hay mas allá en el area de las TI y que puede hacer cada profesional de esta area, como por ejemplo: jefatura de proyectos, auditoria de sistemas, planes de continuidad operacional, manejo de riesgo operacional TI, diseño, rediseño y documentación de procesos enfocados a actividades de TI y un largo etc.

Mi parecer es que esta desinformación es la que hace que las ofertas para computines en general no sean lo más atractivas. Ahora la pregunta es "como convencemos a la gente"?

Alejandra dijo...

El tema yo creo que pasa también porque hay carreras que no tienen una difusión adecuada, o al menos, al empleador "estandar" las diferencias no le son tan claras. Y ese es problema de las universidades.

Para el 90% de la gente, no hay diferencia entre un ingeniero en computación y un programador. El término "computín" se aplica sin distinción a todo el grupo.

También está que cuando uno sale, sea de la especialidad que sea, tiene bien poco claro el panorama. A veces eliges una área, pero casi siempre sin tener en claro el por qué. Entre los primeros meses de "maraco laboral" te das cuenta de lo que realmente quieres.

Y asúmelo. TODOS los ingenieros de la Chile, terminamos gestionando. TODOS, para eso nos criaron.

Aschenbrödel dijo...

Lo mismo pasaba para los Geofísicos. Cuando se me ocurrió colarme un año, justo fue el día después de Bhp, ..pero pregunté igual si habías puesto que necesitaran geofísicos para prospección o geólogos por último... éstos últimos era cotizados, sólo después de miles de ofertas pa los mineros... y de geofísica,,, el tipo no tenía idea que cresta hacíamos y en qué podíamos servir para la empresa que el representaba... cuek!

Nori dijo...

Creo que la Ale tiene mucha razón en relación a lo que el empleador promedio piensa: en cuanto a la computación, 12 semestres o 4 semestres tienen sólo una diferencia (con suerte). El de 12 semestres debería ser más caro...

Creo que pasa también por la poca interiorización de la gente que busca empleados (recursos humanos o como quieran llamarse hoy en día), no se preocupan realmente de averiguar por las capacidades de las personas que postulan a los trabajos, de saber quizás qué fue lo que aprendieron en la U más allá de lo lógico, las competencias y habilidades de cada persona, que no siempre pasan sólo por lo estrictamente académico, sino por la ihnerencia al género humano: que alguien sea computin no implica derechamente habilidades emocionales tendientes a cero, lo mismo que un psicólogo no es per se comprensivo.